Mia Robinson

< Regresar

Por , Aug 12, 2009
Fuente Scientific Learning

Robinson

 

"Ella está motivada a superarse y alcanzar el nivel en el que debería estar. Además, ahora agarra libros para leer sin que nadie se lo pida, algo que nunca antes había sucedido."

 

--Mamá de Mia, Mariah Robinson

 

 

 

Mia Robinson "consigue un cerebro," y pasa de actuar pretensiosa a sentirse orgullosa.

 

 

Muchos niños con dificultades de aprendizaje tienen problemas que se extienden más allá de una pobre lectura y pocas habilidades matemáticas. Mia Robinson de 11 años, cursando el cuarto grado en la Escuela de Kalfas Magnet en Niagara Falls, Nueva York, es un ejemplo de uno de esos niños cuyas frustaciones académicas empiezan a atizar su comportamiento.

 

Retrasada en habilidades lingüísticas e incapaz de verbalizar efectivamente sus sentimientos, Mia desarrolló el hábito de azotar tanto verbalmente como físicamente a la gente que la rodeaba.

 

Su madre, Mariah Robinson, recuerda esos agonizantes días. "Ella estaba brava y triste y pretendiendo en clase porque sentía que nada lo hacía bien. Pero su baja auto-estima estaba reteniéndola mucho más."

 

Luego, la escuela de Mia implementó el software de intervención de lectura de Fast ForWord®. Uno de los entrenadores de Fast ForWord de Mia, Debra Pierce, razonó que, "Esto podría ser algo que ella pudiera tener completamente bajo control y la sacaría del 'caos' por un tiempo cada día. Pensábamos que un descanso del estrés del trabajo en el salón de clases sería algo bueno."

 

Mia empezó a entrenar con el producto Fast ForWord Language por 50 minutos diarios desde el primero de abril del 2005. Siete semanas después ya estaba lista para avanzar al siguiente producto, Language to Reading.

 

En reconocimiento, Mia recibio un pequeño "cerebro apretable," uno de los premios de especialidad obsequiados por Scientific Learning.

 

"Mia estaba muy contenta cuando recibió su "cerebro" como premio por haber mejorado," dice Debra Pierce. "Lleva ese cerebro consigo todo el tiempo, hasta a clases de educación física. Ella está extremadamente orgullosa de sus logros."

 

La mamá de Mia notó una diferencia muy rápido también. "Su actitud a cambiado un montón," dice Mariah Robinson. "Especialmente sobre querer hacer sus trabajos de la escuela. Ella está motivada a superarse y alcanzar el nivel en el que debería estar. Además, ahora agarra libros para leer sin que nadie se lo pida, algo que nunca antes había sucedido."

 

La maestra de Mia dice que ahora está mas concentrada en clase y que su lectura ha saltado un grado entero en sólo unas semanas.

 

Pero quizás lo más importante es que está manejando su ira de una manera menos agresiva. "Ahora está empezando a mostrar mucho más autodominio," dice Debra Pierce. "Como se siente mejor consigo misma y con su habilidad para aprender, se comporta mejor."

 

Cuando Mia entre en quinto grado este otoño, sus maestros planean continuar su uso del software de Fast ForWord. "Su intención es consigur que alcance el nivel de quinto grado en lectura y matemáticas," dice la mamá de Mia. "¡Con su nueva actitud con sus trabajos de la escuela, pienso que lo va lograr!"

 

Con respecto al software de Fast ForWord, la señora Robinson dice, "Necesitan tenerlo en todas las escuelas. Si está haciendo tanto por Mia, pienso que funcionará para cualquier niño que tenga cualquier tipo de dificultad para aprender."

  

Pulse aqui para leer el estudio en su contexto original.